Recomendaciones para hacer almácigos de hortalizas

La mejor temporada para la huerta está por llegar y es necesario preparar todo para que no nos pille desprevenido. Una de las principales labores que debemos empezar a hacer en estos días es preparar los almácigos de los cultivos que queremos realizar. Para que no tengas problemas te vamos a dar unos simples consejos a continuación.



- Usa envases biodegradables como los maceteros de papel o bien una bandeja de plástico duro que debe ser desinfectada con una solución de cloro al 10%. Asegúrese que tengan orificios para que el exceso de agua pueda eliminarse.


- Revisa las semillas y elige las que tengan mejor tamaño y provengan de plantas sanas. Si son semillas muy antiguas, es bueno que puedas hacer una prueba de germinación previa.


- Prepara una mezcla de sustrato adecuada para darle las mejores condiciones a las semillas. Una buena opción es preparar una mezcla con los siguientes elementos: 7 partes de turba, 2 partes de vermiculita y 1 parte de perlita. Además se debe agregar un poco de compost o humus de lombriz. Mezclar todo homogéneamente y asegurarse que tenga humedad necesaria. Si no tiene estos sustratos, use una buena tierra de su jardín, la cual debe tamizar previamente y puede agregar un poco de arena a la mezclar para darle soltura y que no se compacte.


- Agregue la mezcla a los envases sin dejar espacios de aire, para esto puede golpear los envases a medida que va llenándolos. Recuerde que debe usar envases de acuerdo a la semilla que usará. Por ejemplo: para lechugas puede usar una bandeja de huevos, pero para un zapallo podría usar un cono de papel higiénico que puede tener bastante más volumen de sustrato.



- Para sembrar, debe depositar las semillas a una profundidad no mayor a 3 veces el mismo tamaño de las semillas. Y debe tapar las semillas con el mismo sustrato y presionar suavemente para que la semillas quede en completo contacto con el suelo. Si siembra varias semillas en el mismo envase, distribúyalas para que tengan espacio. Un truco para apurar sus almácigos, es sembrar semillas previamente remojadas en agua (tal y como hace cuando va a preparar un guisado).


- Deje en un lugar húmedo y cálido. También puede ser en un lugar oscuro, pero debe revisar unas cuantas veces al día, porque apenas aparezcan los cotiledones, se deben poner rápidamente a la luz para evitar que se alarguen.


- Riegue sólo para mantener la humedad del sustrato. Puede usar una botella con asperjador, pero puede ser un poco agotador, porque deberá regar constantemente para evitar que la zona donde están las semillas se seque. Una buena forma es usar el riego por capilaridad, para esto debe poner los envases en una bandeja con agua (sin hundir los envases),